El pasado 11 de agosto, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se adiciona un párrafo quinto al artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público (“Ley de Adquisiciones”).

En virtud de dicha adición, se prevé que la Ley de Adquisiciones no será aplicable a las adquisiciones de bienes o servicios para la salud que contraten las dependencias y entidades con organismos intergubernamentales internacionales mediante mecanismos de colaboración, siempre que se observen los principios constitucionales correspondientes.

La decisión de llevar a cabo dicha adición obedece a la emergencia sanitaria derivada del COVID-19 y la urgencia de contar con insumos de salud suficientes. Sin embargo, resulta discutible en virtud de tres factores esenciales:

_No se establece una temporalidad o periodo definido para excluir este tipo de compras del marco de la Ley de Adquisiciones.
_Bajo el nuevo mecanismo, las adquisiciones no estarán sujetas a los esquemas de fiscalización previstos en la Ley de Adquisiciones, como tampoco a auditorías por parte de la Secretaría de la Función Pública y de la Auditoría Superior de la Federación.
_La industria nacional podría verse afectada en virtud de la facilidad para llevar a cabo compras de insumos de salud a entidades internacionales mediante el mecanismo de colaboración.

La adición que se comenta entró en vigor al día siguiente de su publicación, es decir, el 12 de agosto pasado.

Contratos con Gobierno
y
Regulatorio
Alejandro Montes
alejandro.montes@ecrubio.com
Javier Ogarrio
jogarrio@ecrubio.com
Juan Carlos Partida
juan.partida@ecrubio.com
Mario Prado
mario.prado@ecrubio.com
CategoryAlertas legales

© 2019 EC LEGAL RUBIO VILLEGAS, S.C. | Aviso de privacidad | Términos y condiciones